sábado, 17 de octubre de 2015

Los Nuevos Territorios Digitales en el siglo XXI


Por Mgter. Lic. Gustavo de Elorza Feldborg

Durante los últimos años hemos observado cómo los avances de la tecnología han impactado en nosotros, modificando la forma de pensar y hacer de nuestra sociedad; como así también la redefinición de las variables de espacio físico y  tiempo, los cuales eran concebidos como absolutos, pero que últimamente toman carácter en términos de lo relativo.

En cuanto a la aparición de nuevos territorios digitales construidos por las nuevas tecnologías, estos vienen desarrollando modificaciones de las prácticas sociales a partir de la virtualidad, los cuales se producen en respuesta a los nuevos consumos culturales.

La educación, no es ajena a esta realidad, por lo tanto y con miras a desarrollar modelos más acorde a las necesidades que este nuevo siglo nos demanda, intenta gestionar algunos cambios estructurales en el sistema educativo que le permitan comenzar a plantear y sentar las nuevas bases de una educación que contemple la creación de ambientes de aprendizaje, y que faciliten conectar la escuela con la realidad; para ello es necesario nuevas miradas que integren  lo pedagógico, con fuertes andamiajes mediacionales didácticos entre la realidad física y la digital, sumando de esta forma respuestas que hoy surgen de la demanda social.

En la actualidad, todavía seguimos asistiendo a propuestas educativas polarizadas por cuestiones que resultan del encuentro de distintas generaciones concebidas en culturas conocidas como ON-OFF, es decir generaciones que se formaron en una cultura OFF, siglo XX de forma tradicional y otra generación ON, que se está formando en este siglo XXI;  la cual se encuentra vinculada a usos más masivos de dispositivos digitales. Los resultados en su gran mayoría derivan en encuentros que hoy se precipitan potenciando, la aparición de brechas comunicacionales, artefactuales, simbólicas  y edu-generacionales.

Por lo tanto es importante que los docentes se cuestionen hoy dos situaciones: por un lado el sentido educativo en la incorporación de las TIC  y por el otro el valor en el uso de las TIC en la escuela. Los docentes debieran entonces comenzar a transitar procesos de investigación de su propia práctica educativa, acorde a los nuevos contextos brindados por estos nuevos territorios y con ambientes didácticos que estimulen y promuevan nuevas formas de enseñar y de aprender.

De esta forma, son  los educadores los que deben emprender el camino para el  desarrollo e implementación de competencias digitales y adecuarse a los nuevos escenarios que se presentan actualmente; realizando una mirada prospectiva de manera que se puedan visualizar escenarios futuros.

Bajo estas premisas se ha desarrollado un modelo tecno - pedagógico que propone la puesta en práctica de un modelo de enseñanza - aprendizaje en contexto de virtualidad, el cual permite ejercitar un nuevo  rol docente acorde a las demandas de este nuevo siglo. 
Este modelo propone entonces el aprovechamiento de las destrezas digitales de nuestros estudiantes, promoviendo la generación de espacios comunicacionales de interacción y colaboración para el fortalecimiento de las estrategias de aprendizaje en entornos multimediales,  que trasciendan las barreras de tiempo y espacio, potenciando así nuevas formas de transmitir y construir el conocimiento.

2 comentarios:

David Contreras dijo...

Completamente de acuerdo, es momento de usar las nuevas tecnologías para educar a las nuevas generaciones.

Katia Pasetto dijo...

Me encanto excelente vision